Semana de Pasión socialista

Pues no, no ha sido normal esta Semana Santa. Como casi ninguna. En esta, mientras los cofrades mirábamos al cielo a ver si salían nuestros Titulares (que los míos han salido solo un poquito), los socialistas alcalareños también mirábamos a no sé dónde, a ver qué estaba ocurriendo.

Y el Viernes Santo se conoció la noticia. Buen día. Los órganos Federales acordaban modificar la candidatura socialista a las elecciones municipales en Alcalá de Guadaíra para incorporar a dos militantes, José Antonio Montero y Ana Van, en los puestos seis y siete de la misma, después de haber sido aprobada anteriormente por el Comité Federal.

Desde noviembre de 2017, cuando se celebró la asamblea ordinaria que eligió nuevo Comité Local, un grupo de compañeros y compañeras venimos manifestando una militancia crítica por cómo se estaban haciendo las cosas en nuestra Agrupación. Defendíamos que, pese a que los que nos aglutinamos en torno a Rafael Chacón como candidato a la Secretaría General perdimos por un 43% frente a un 57% que sacó Ana Isabel, debía haber unas condiciones distintas en nuestra Agrupación.

Y durante este tiempo hemos venido manifestando dentro, en las poquísimas ocasiones en que se nos ha permitido ya que no se convocan asambleas de debate, y fuera, mediante escritos y algunos comunicados de prensa, nuestras diferencias, nuestras reivindicaciones y lo que entendíamos que eran los cambios que debían hacerse.

Cinco puntos, básicamente, defendíamos: un cambio en la vida orgánica, con cumplimiento de los estatutos, asambleas de debate, conocer qué pasaba con las dimisiones de concejales, etc..; nuevo comité electoral con todas las sensibilidades integradas; redacción de un programa electoral serio y de izquierdas, con soluciones reales a los problemas de la ciudad; aclaración y asunción de responsabilidades por el caso ACM, en el que siguen “imputados” algunas compañeras y compañeros casi seis años después, casi como la Gürtel o los EREs, y que los ha matado civil, laboral y políticamente; y una lista a las elecciones municipales con integración proporcional a los resultados sacados en la asamblea de Comité, es decir, en torno a 40/60, hecha en base a capacidades y no amiguismo.

En las conversaciones previas que hubo a la asamblea de propuestas de candidatos, siempre se nos dijo que nada de eso tocaba ahora y que, si acaso, allá en el mes de junio hablaríamos. Lógicamente, no hubo ningún acuerdo.

En este cambio de las listas de esta semana, tampoco ha habido ninguna negociación, al menos en lo que yo y muchos otros compañeros/as conocemos y sabemos. No ha habido, por tanto, ningún acuerdo, al menos que conozcamos. Y lo único que se dice es que ya en junio hablaremos, o sea, como antes. En mi opinión, haber intervenido antes, propiciando acuerdos y cumplimientos de estatutos, hubiera sido mejor para todos.

Para mí, pues a título personal escribo y firmo, siguen estando vigentes íntegramente los cinco puntos que antes relataba. Uno a uno. Es necesaria una integración real en la Agrupación Socialista de Alcalá para dar el máximo de todas y cada uno de sus militantes. Es necesario restablecer condiciones de trabajo orgánico y debates internos. Es necesaria más participación y transparencia.

Y en eso seguiremos. Sin pedir nada a cambio. Convencidos de que merece la pena. Con militancia pero de forma crítica, como permiten nuestros estatutos. A los críticos (que haberlos, haylos) nos queda mucho por hacer y aportar.

Y a las compañeras y compañeros de la candidatura socialista, mucha suerte y mucho tino en la gestión. Por el bien de los ciudadanos y de Alcalá.

 

José Francisco Pérez Moreno

Militante socialista

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here