Debate incisivo y poniendo el dedo en la llaga de los candidatos a la alcaldía

Ayer tuvo lugar el segundo encuentro que organiza  el Foro Oromana con los candidatos a la alcaldía de Alcalá de Guadaíra. La cita transcurrió como estaba previsto, excepto por el enfado de dos agrupaciones políticas que se negaron a asistir al debate. Parece ser que no estaban de acuerdo con la forma de distribuir los candidatos.

Al margen de este pequeño incidente, la jornada transcurrió con normalidad. De hecho se vio mucha complicidad entre los candidatos: Evaristo Téllez (Vox), David Hidalgo (ISA) y José Carlos Crespo (Asamblea Alcalá).

Los tres defendieron con respeto sus propuestas, eso sí fue un debate más incisivo que el protagonizado el pasado martes por las candidatas a la alcaldía. José Carlos Crespo abrió el turno de palabra denunciando la nefasta política financiera del gobierno municipal, ante ello abogó por el fomento del empresariado local a través de sociedades civiles o cooperativas.

El segundo turno fue para David Hidalgo quien se mostró incisivo y dirigió varias puyas hacia la alcaldesa; no dudó en asegurar que estamos en la tercera crisis del PSOE “la primera protagonizada por Hermosín, la segunda por Limones y la tercera por Ana”, sobre ésta última aseguró que en estos tres años “no ha aportado nada excepto una bonita sonrisa”.

Muchos de los presentes estaban expectantes ante del planteamiento que pudiera hacer el candidato de Vox, Evaristo Téllez. Quien en todo momento en mostró comedido pero implacable hacia la gestión municipal, que no dudó en calificar de pésima y caótica. Se refirió a la enorme deuda que arrastramos los alcalareños, más de 540 euros por persona. Hablo de las distintas propuestas de su partido, entre las que destacan rebajas en la presión fiscal y recortes de los gastos públicos y en cargos de confianza.

El segundo turno de palabra lo comenzó David Hidalgo haciendo una dura crítica a los presupuestos municipales, no dudó en decir que el equipo de gobierno miente acusando a la oposición de paralizar la ciudad al no aprobarlos, pues según informó “contaban con un informe en contra de intervención y sus puntos no están acordes con la realidad de la ciudad”. Hidalgo insistió en la falta de transparencia y el ocultismo del gobierno municipal.

Evaristo Téllez volvió a arremeter contra la pésima gestión municipal asegurando que “Alcalá es una ciudad si grúas, no se invierte por la mala planificación”. En este sentido, reclamó una auditoría externa de las cuentas del ayuntamiento.

Por su parte, José Carlos Crespo insistió en que el ayuntamiento debe suministrar servicios básicos a los más necesitados. También habló sobre la necesidad de contar con la opinión del pueblo a través de asociaciones y entidades locales. Propuso una de las ideas más novedosas de la noche, la necesidad de que el público pudiera participar en los plenos y sus ideas fueran vinculantes.

El último punto se refería al modelo de ciudad y abría el turno de palabra el representante de Vox. Lo hacía asegurando que Alcalá ha dejado de ser una ciudad atractiva para vivir. Planteó la necesidad de reordenar el centro, la circulación y las viviendas para que sea habitable. También abogó por una solución definitiva para la calle La Mina. Presentó datos concretos como los 400 solares que hay vacíos en el centro y en los que dijo “se pueden construir más de 1000 viviendas”.

Crespo redundó en la idea de aprovechar las zonas y los solares vacíos en lugar de comprar más suelo. Habló de la necesidad de un nuevo PGOU,  en el que se activen los solares y edificios abandonados, y así pueda repoblarse la zona centro de la ciudad.

David Hidalgo fue de los pocos ponentes que tocó temas de mucho interés para los ciudadanos; como es el caso de la construcción del instituto sobre el que dijo que “según la ratio Alcalá no necesita uno sino tres institutos”. Habló de la necesidad de ampliar la escuela de idiomas y se negó a que en La Paz se construya un nuevo aparcamiento en la antigua guardería “los vecinos necesitamos dotaciones que atraigan inversión y que generen riqueza». Abogó por la creación de un órgano de emprendimiento y por la necesidad de dejar de privatizar servicios municipales como la ayuda a domicilio.

Acabó su intervención abogando por ·”un gobierno de diálogo. con menos soberbia y más servicios, con menos fullerías y más acuerdos y con menos enchufismos”.

UNO A UNO

José Carlos Crespo se mostró menos incisivo que el resto de los participantes, aunque supo defender su causa y se mantuvo en todo momento muy a favor de los colectivos más desfavorecidos y el asociacionismo. Defendió la necesidad de contar siempre y en todo momento con la opinión del pueblo. Por ello dijo, su partido lleva años visitando la ciudad barrio a barrio.

David Hidalgo fue  el más  duro de los ocho alcaldables que han participado en el foro.  Se mostró implacable con la gestión municipal, no dudó en lanzar ataques contra la alcaldesa y su equipo. “Me da pena mi ciudad” dijo y explicó varias de sus propuestas como la de auditar las cuentas municipales. También tocó temas que el resto de candidatos han obviado como la guardería de la Paz, el río y el tranvía.

Evaristo Téllez se mostró calmado pero incisivo en sus propuestas, desgranó gran parte de su programa en el que abundan medidas para mejorar y repoblar la zona centro de la ciudad. No se olvidó de los polígonos industriales y de la necesidad de recuperar el Ayuntamiento con una auditoría externa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here