Magrudis sabía desde febrero que la carne estaba contaminada y siguió produciendo

La empresa Magrudis siguió fabricando carne mechada de la marca «La Mechá» a pesar de conocer, desde febrero, que este embutido había dado positivo en listeria.

No fue hasta el 15 de agosto, cuando las autoridades sanitarias confirmaron el «crecimiento espectacular» de la bacteria en una muestra de esta carne. Al no activarse la alerta para paralizar la producción y venta de este artículo, se produjo el brote epidémico que ha sido uno de los más importantes de la historia de España, con 215 casos confirmados, al menos siete abortos y tres muertes hasta ahora en Andalucía.

Positivo en laboratorios

El pasado mes de febrero, el laboratorio Microal Técnicos en Agroalimentación realizó, por encargo de Magrudis, el estudio puntual de dos partidas de carne mechada de «La Mechá». Una de las dos muestras prospectivas analizadas por Microal dio positivo en presencia de listeria monocytogenes.

Desde el Ayuntamiento de Sevilla, que tiene la competencia en inspección agroalimentaria en la ciudad, aseguran que «no tienen constancia» de este análisis, del que no habrían sido informados por los responsables de la industria cárnica.

Un miembro del laboratorio también ha testificado ante la Guardia Civil para confirmar la existencia de este positivo en listeria. «A la vista de que no lo hacían público, hemos decidido actuar y saltarnos la confidencialidad porque hay embarazadas que pudieron comer la carne mechada meses antes de que se decretara la alerta».

Desde Microal se indica que enviaron un correo electrónico a la empresa Magrudis para recordárselo después de la alerta sanitaria que afecta a todos los productos de la fábrica. El gerente de Microal cree que, de una forma u otra, pudieron «fallar» los mecanismos de control interno de Magrudis. «Si hay una presencia de listeria, deberían haber retenido las partidas contaminadas, dejarlas en una cámara fría y revisar todas las temperaturas y las actuaciones hasta su eliminación», aseguran desde el laboratorio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here