El hermano del dueño de Magrudis tenía otra empresa cárnica en Alcalá de Guadaíra

Esta segunda fábrica se ubica en Alcalá de Guadaíra y se sumaría a la ya denunciada en Sevilla.

Un hermano del administrador de hecho de Magrudis, José Antonio Marín Ponce, figura como administrador único de otra empresa cárnica sin registro sanitario y domiciliada en el municipio de Alcalá de Guadaíra. Se trata de Pedro Marín Ponce, una de las personas identificadas por la Guardia Civil, figura como administrador único de Ibérico de Bellota Finca Santa Marta SL.

Denuncia de Facua

Así lo avanzó este miércoles la organización de consumidores Facua a través de un comunicado y después de denunciar que la empresa Elaborados Cárnicos Mario S.L.U., constituida en octubre de 2017 y administrada por Mario Marín Rodríguez, tampoco está dada de alta en el Registro Sanitario.

Esta última compañía está ubicada en la nave contigua a la empresa responsable del brote de listeriosis que ya ha afectado a 217 personas solo en Andalucía. También fue registrada la semana pasada por agentes de la Guardia Civil, que detuvieron a su dueño aunque finalmente quedó en libertad con cargos por orden de la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 10 de Sevilla, que instruye la causa contra Magrudis.

La empresa que administra el hermano del que se considera el jefe de la trama es Ibérico de Bellota Finca Santa Marta SL. Su objeto social, «el comercio al por mayor y menor de carne, embutidos y derivados». Se constituyó en Sevilla en enero de 2011, con Pedro Marín Ponce de administrador único y en agosto de ese año trasladó su domicilio social al Polígono Industrial La Red, de Alcalá de Guadaíra, según la información obtenida por Facua.

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, ha explicado durante una rueda de prensa este miércoles que las últimas cuentas anuales que depositó en el Registro Mercantil fueron las de 2014, cuando declaró un patrimonio neto de 4.652,85 euros, exactamente la misma cantidad que en 2013.

Magrudis SLU, cuyo administrador único es el hijo mayor de José Antonio Marín Ponce, Sandro Marín Rodríguez —ambos están en prisión provisional sin fianza desde el pasado jueves—, también lleva cuatro años sin depositar sus cuentas en el Registro Mercantil. Por su parte, las últimas cuentas que depositó Elaborados Cárnicos Mario SLU fueron las de 2017.

Sin registro sanitario

Sin registro sanitario Bellota Finca Santa Marta SL no sólo lleva cuatro ejercicios sin cumplir con la obligación de depositar sus cuentas en el Registro Mercantil. Facua ha comprobado que tampoco aparece entre las empresas alimentarias dadas de alta en el Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos en la provincia de Sevilla, algo que también ocurre con Elaborados Cárnicos Mario SLU. Técnicos de Facua, ha detallado Rubén Sánchez, visitaron este martes y en horario comercial la nave industrial donde tiene su sede social la empresa administrada por Pedro Marín Ponce.

Al igual que Magrudis SLU y Elaborados Cárnicos Mario SLU, las dos empresas imputadas junto a José Antonio Marín Ponce y sus hijos Sandro José y Mario —administradores de ambas—, Ibérico de Bellota Finca Santa Marta SL no tiene ningún rótulo que identifique al negocio.

No obstante, la asociación desconoce si sigue en activo o cesó su actividad, dado que la puerta del local estaba cerrada cuando se realizó la visita, este martes. «Desconocemos si esta empresa (Ibérico de Bellota Finca Santa Marta SL) tiene vinculación con la actividad de la trama Magrudis», ha señalado Sánchez. Conversación «jocosa» El pasado 26 de septiembre, el diario ABC de Sevilla publicó que en una de las llamadas telefónicas intervenidas por la Guardia Civil, Pedro Marín Ponce le dijo a su sobrino Sandro que les había venido venido «del carajo» la muerte de Blanca Fernández Ochoa para desviar el foco mediático. Parte de la conversación se desarrolló en tono jocoso. En ella, ambos jactaron de haber causado la mayor alerta por Listeria de la historia. «La próxima vez acabamos todos en el talego», comentó el tío durante la conversación, entre risas. Tras los interrogatorios y las peticiones de FACUA y la Fiscalía, el pasado jueves 26 de septiembre la jueza envió a prisión provisional sin fianza a José Antonio y Sandro, mientras que dejó en libertad con cargos a Mario.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here