¿Qué son las llamadas ‘Arcas de Noe’ que prepara el Gobierno’

Separar a los enfermos leves y asintomáticos en hoteles, palacios de congresos y otras instalaciones fue clave para frenar la pandemia en China.
El Gobierno de Pedro Sánchez ya trabaja en el siguiente paso para lograr el freno de propagación del virus del Covid-19  y se ha fijado en cómo actuó China. El gigante asiático decidió habilitar instalaciones para acoger a un gran número de enfermos con síntomas leves e intentar evitar que la enfermedad, muy transmisible, siguiera propagándose. Las bautizadas como ‘Arcas de Noé’ que se quieren, ahora, implantar en España.  

 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado este lunes que una de las opciones con las que se trabaja en la etapa de transición de la pandemia es la de facilitar espacios a las personas que den positivo por coronavirus para pasar la cuarentena y su traslado podría ser opcional. «Es una opción que podría ser a personas que así lo soliciten, bien porque sus domicilios no reúnen condiciones para el aislamiento o por otro tipo de consideraciones», ha dicho Illa en una rueda de prensa junto al ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

La lista de las comunidades

El Ejecutivo ya ha trasladado a las comunidades autónomas que estudien qué espacios disponen para trasladar a personas asintomáticas o con síntomas leves, que no queden expuestas y puedan contagiar a más gente, para pasar la cuarentena.

Se pueden tratar de entornos públicos o privados, hoteles, pabellones, polideportivos, palacios, albergues… donde poder alojar a pacientes contagiados por coronavirus pero que están asintomáticos.

Una lista que las comunidades tienen de entregar el 10 de abril, un día antes de que regresaren al trabajo los empleados de sectores económicos no esenciales, según anunció el propio Sánchez desde La Moncloa a los presidentes de cada territorio.

Illa ha señalado que para ello recabará la opinión de las comunidades autónomas y siempre respetando los derechos y libertades de una democracia como la española, «intentando anticipar futuros escenarios». El ministro ha reconocido que las decisiones que se están adoptando desde el Ejecutivo para tratar de frenar la pandemia son «difíciles».

Paralelamente, el Gobierno ha comenzado este lunes a repartir más de un millón de test rápidos entre las comunidades, que inicialmente van dirigidos a los hospitales, pero la idea es poder extenderlos al resto de la población y conseguir una detección precoz de la enfermedad e implementarlo con la puesta en marcas de las ‘arcas de Noé’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí