Abren una nueva calle para acceder al centro de Alcalá

Con el objetivo del revitalizar el comercio de la zona centro se va a proceder a distintos proyectos para reordenar el centro histórico de Alcalá de Guadaíra. El primero y más evidente de estos cambios es la creación de una nueva calle de conexión entre la Plaza Cervantes y la calle Conde de Guadalhorce.

Esta intervención, busca proporcionar más fluidez al tráfico rodado en la zona centro. Pero además, permitirá acometer la obra de remodelación de la calle Nuestra Señora del Águila, sin afectar a la fluidez del tráfico.

Así mismo, este proyecto permitirá la  rehabilitación y apertura al público del antiguo molino de la Mina, bajo el Gutiérrez de Alba, con la consiguiente aportación de atractivo y revitalización de esta zona comercial de la ciudad.

Estas actuaciones suponen dos de los proyectos más emblemáticos de la Estrategia EDUSI, financiada con fondos europeos y que debe desarrollarse entre 2020 y 2023

El proyecto conlleva la expropiación y derribo de dos inmuebles en la plaza Cervantes y la expropiación de un solar que permite la conexión con la calle Conde de Guadalhorce (antigua calle Salvadores). Los inmuebles que se derriban no están protegidos ni se encuentran catalogados en el actual documento del PGOU. Esto permitirá habilitar los metros cuadrados necesarios para el diseño del nuevo viario de enlace que permita una solución eficaz al tráfico en el centro urbano.

Esta calle permitirá el desvío del tráfico proveniente de Alcalá y Orti y la Plata por Conde de Guadalhorce hasta la zona sur, evitando el paso de vehículos por la calle Nuestra Señora del Águila,  al objeto de acometer una reforma integral de la arteria principal de la ciudad.

Transformar La Mina

El objetivo es transformar la calle Nuestra Señora del Águila  (La Mina) de acuerdo con la estrategia de movilidad sostenible y con el objetivo de dar un uso más adecuado al sector comercial y hostelero y mucho más amable para el peatón.  En este proyecto se incluye también la rehabilitación para su apertura al público del antiguo Molino de la Mina, el que se encuentra en el subsuelo de la calle Nuestra Señora del Águila bajo el teatro Gutiérrez de Alba, de ahí que sea uno de los grandes desconocidos para alcalareños y visitantes.

El Molino de la Mina debe su nombre a la presencia del acueducto subterráneo que cruzaba la ciudad de Alcalá procedente de San Lucía en dirección a Sevilla. Durante siglos esta conducción abasteció a la capital de agua de calidad, corriendo bajo tierra buena parte de su recorrido y elevándose en construcción sólo en su último tramo, formando el famoso acueducto de los ‘caños de Carmona’, así conocido porque entraba a Sevilla por la puerta del mismo nombre.

La acción erosiva de varios manantiales naturales crearon una gruta subterránea, en la que a finales de la Edad Media (s.XV) se instala el Molino de La Mina, que usaba el acueducto como desagüe natural. Es un molino ‘de cubo’, en el que la caída de agua desde una atarjea produce la fuerza que movía sus dos piedras. El edificio estuvo en uso hasta comienzos del S.XX, cuando se clausura, y poco después se construye sobre él el teatro Gutiérrez de Alba.

120 nuevas plazas de aparcamiento junto al Museo

Así mismo, el estudio de detalle aprobado este viernes inicialmente en la Junta de Gobierno Local permite la dotación de nuevas zonas de aparcamientos junto al Museo de la Ciudad y el Parque Centro, reubicando espacios. Esto permitirá incrementar en 122 plazas los aparcamiento disponibles en el entorno comercial de la Plaza de la Almazara, calle Mairena y calle San Sebastián.

PUBLICIDAD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here