La emotiva carta que dirige la mujer de Antonio Gutiérrez Limones

Quiero que sepáis algo de mí que muchos de vosotros desconocéis. Me casé con un gran hombre, el hombre de mi vida, lo conocí siendo los dos técnicos de desarrollo y pensando que teníamos los dos el mundo a nuestros pies, la vida le llevó a tomar decisiones, y entre ellas su gran vocación, ayudar a los demás lo hizo meterse en política y durante veinte años desde que éramos unos chiquillos, fuimos un equipo.

He sido alcaldesa consorte de Alacalá de Guadaíra durante veinte años a su lado. Hemos trabajado mucho y hemos dado lo mejor de nosotros.

Winston Churchill le dijo en una ocasión a un joven parlamentario británico que debutaba en las lides parlamentarias que recordara siempre que sus peores enemigos no estaban en la bancada de enfrente (donde se situaban los Laboristas), sino en la fila de atrás (donde se encontraban sus compañeros de partido), así volvió a ocurrir.

Una concejala y su marido,  a los que lo único que le llevaba a estar en política era su ambición personal, pidieron un puesto de trabajo para ella y su marido y más poder dentro del grupo. La integridad de Antonio no lo admitió, y su propia compañera de partido grabó una conversación falsa acusándolo de malversación de fondos y prevaricación. Grabación que fue usada por otros compañeros de partido y por la oposición, para en una campaña de acoso y derribo acabar con la imagen de él.

Chorizo, cocainómano, adúltero fueron los calificativos más suaves. Lo que no ganaban en las urnas ni en la agrupación ni en las elecciones, lo hicieron calumniando, vejando y alentando a la opinión pública. Hemos tenido que soportar el escarnio público, escraches, insultos y calumnias durante siete años. Años que finalmente acabó con todo, nuestra relación, la alcaldía, las amistades.

Hoy tras siete años, mis hijos salen a la calle con la cabeza muy alta y sin tener miedo de decir quienes son sus padres. Hoy tras siete años de destrozos personales, la justicia archiva la denuncia con sobreseimiento por no encontrar ningún delito. Hoy tras siete años de infierno puedo decir que he vivido un maremoto injusto y que ha destrozado todo lo que tenía. Hoy tras siete años puede decir que si volviera atrás volvería a hacer lo mismo, ayudar a los demás e intentar un mundo mejor para todos.

Los que me conocéis sabéis como soy, fuerte y valiente, pero me quité la armadura y llevo dos días llorando, por alegría y por impotencia. Hoy puedo decir que me siento orgullosa de haber convivido con la mejor persona y el mejor alcalde que ha tenido y tendrá Alcalá. Hoy puedo decir que han destrozado a una familia, que aún tengo fe en la humanidad. Hoy puedo decir que acabó el infierno.

Carta publicada en las redes sociales por la esposa de Gutiérrez Limones Alcalá Información tiene permiso para publicarla.

 

2 Comentarios

  1. Espero que estas jentusa que se dedica a levantar calunia de otras personas paguen y vallan a la carsel no hay derecho a estas cosa y jugar por sus propio intereses pero y tienen que pagar por el daño causado a una familia yo siempre e confiado de señor limones es un buen alcalde y buena person animo limone

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here