Por qué queríamos primarias en el PSOE de Alcalá

0
811

Por qué queríamos primarias en el PSOE de Alcalá

Esta semana hemos sido noticia los socialistas de Alcalá porque un grupo – más o menos numeroso- de militantes, hemos solicitado la celebración de unas primarias para elegir a la persona que encabece la candidatura socialista en las elecciones municipales de 2019.

Y por ello se han levantado truenos y relámpagos, con acusaciones durante y, sobre todo, después, de todo tipo. Cuando solo queríamos ejercer un derecho de todos, que no es nuevo pero que se refuerza mucho en el 39 Congreso del PSOE, que sirve para realzar el papel de la militancia en las decisiones del Partido.

La cronología es la siguiente. El viernes día 4 de mayo, a las ocho de la tarde, se recibe un correo del secretario de Organización de la Agrupación que indica dos cosas: “…se abrirá un plazo entre el 7 y el 10 de mayo para la solicitud de Primarias y presentación de precandidaturas, según corresponda.” Y que “En aquellos municipios donde gobierna el PSOE, como el caso de Alcalá Guadaíra, donde la alcaldesa en ejercicio va a optar a la candidatura socialista, será necesario presentar más del 50% de firmas, en el caso de que hubiera otros pre-candidatos, para abrir el proceso de primarias.” Y eso decidimos, que era bueno que los militantes votaran a quien sea nuestro candidato/a. Nada más. Artículo 226 d) de nuestro Reglamento. No hay más. Lo demás es mentir. O disimular

No era el momento de tener otros candidatos. Era el momento de decidir si decidíamos. Parece un juego de palabras pero no lo es. Era decidir por dar la palabra a los militantes o basta que Ana Isabel diga “me presento” para que nadie pueda ya votar. Y Ana Isabel lo dijo el lunes 7 de mayo, tres días después de que el Secretario de Organización lo anticipará (dotes de adivinación, suponemos).

Nuestros estatutos y reglamentos dicen que, si hay primarias, basta con un 20% para poder ser candidato. Es decir, podría haber hasta cinco. O solo una, quizás solo se presentara Ana Isabel. Nos quedamos sin saberlo, ¡qué torpeza!

La memoria es corta. En 2014, Ana Isabel Jiménez y su grupo recogían firmas para que en Alcalá hubiera primarias. Decían que eso era bueno, que votar no iba contra nadie. Ya lo dice el refrán, “dale a fulanito un carguito…”

Las dificultades han sido enormes, las presiones inconfesables, la tensión innecesaria. Si solo era votar. Ana Isabel no fue la cabeza del PSOE en 2015. Los ciudadanos no la han votado. En la asamblea del PSOE todo acabó en un aplauso, ocultando la petición de algunos/as de que se votará. Y ahora será candidata porque sí. Solo pedíamos democracia. Las mentiras siguen, las presiones se incrementan, siempre sin reconocerlas, ignorando que las llamadas quedan. Solo tres días, no tenemos ni nos dan el censo (¿a quiénes les recogemos las firmas?), no nos dejan estar en la sede. Y pese a todo…

En fin, un capítulo más en esta larga novela. Nos quedamos con el impresionante apoyo encontrado. No a nosotros, no a un grupo, no a ir contra nadie, solo apoyo a que se votara. Mucha gente, muy diversa. La experiencia nos dado fuerzas, ganas, organización, convicciones incrementadas, simpatías. Y ataques. Pero solo los esperados. Mentiras, solo las de quienes ya sabemos.

Y aquí seguimos. DEMOCRACIA. LIBERTAD. SOCIALISMO. FUERZA. Y HONOR, MUCHO HONOR.

 

En nombre de muchos y muchas militantes, Alonso Arias, Antonio Díaz, Mariló Gutiérrez y Gloria Marín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here