Premio a los Valores Humanos para los policías que salvaron la vida de una mujer

0
364

Premio a los Valores Humanos para los policías que salvaron la vida de una mujer

Los policías nacionales  recibirán el premio a los Valores Humanos de La Fundación Policía Española ha acordado otorgar el premio a los Valores Humanos a los dos policías nacionales de Alcalá de Guadaíra que salvaron la vida de una mujer.

El jurado de esta institución quiere reconocer así la labor realizada por los agentes David Sánchez y Manuel Chacón el pasado 11 de marzo de 2018. Ese día, estos dos policías nacionales se jugaron la vida en un bloque de Rabesa para salvar a una mujer que intentaba arrojarse al vacío.

El jurado ha tenido en cuenta la valentía de ambos funcionarios. En su resolución, la Fundación Policía Española destaca que numerosos medios de comunicación de ámbito nacional e incluso internacional, la prensa escrita y digital y los principales informativos de las grandes cadenas de televisión y radio se hicieron eco de esta intervención. Además de este premio, el sindicato Confederación Española de Policía (CEP) propuso a ambos agentes para su ingreso en la Orden del Mérito Policial, si bien todavía no se conoce si recibirán también una medalla por su intervención.

El rescate

El rescate de esta mujer en la cornisa tuvo lugar a mediados del pasado mes de marzo y fue una noticia que llegó a salir en los telediarios de toda España. Sobre todo gracias al vídeo que hizo una vecina desde el bloque de enfrente, en el que se veía cómo los dos agentes se jugaron la vida para salvarla.

Manuel Chacón y David Sánchez a la una de la tarde del domingo patrullaban junto a los conocidos como pisos del Titanic, en el barrio de Rabesa. Vieron que una mujer se acercaba al coche y “Dijo algo así como ‘ay Dios mío’, no recuerdo exactamente bien cómo fue la frase, y nos señaló a un bloque que es conocido en el barrio como el Titanic”, asegura uno de los rescatadores.

Los policías miraron y en la cornisa había una joven que amenazaba con arrojarse al vacío. Los policías la conocían porque han tratado con ella antes. Es una mujer de 30 años con las facultades mentales alteradas y que tiene problemas con las drogas. Los dos agentes no lo dudaron y se lanzaron escaleras arriba para tratar de salvarla.

Cuando llegaron a la azotea se encontraron a la mujer ya en la cornisa, por fuera de la valla, agarrada a la misma por una mano y un pie. En el tejado permanecían la madre, una hermana menor de edad y una vecina. Lloraban y temían que se arrojara. Los agentes saltaron la valla. Uno se colocó por fuera y el otro por detrás de la joven, que en ese momento se soltó. “La cogí en el aire”, dice Manuel Chacón. Detrás, su compañero David Sánchez le agarraba para proporcionarle más estabilidad y con la otra mano se sujetaba a la valla.

Los dos policías lograron introducir de nuevo a la joven en la azotea delimitado por la valla. La chica se puso agresiva,  para impedir que volviera a intentar atentar contra su vida. Lo hicieron ya con el apoyo de otros dos compañeros y del jefe de servicio que habían llegado muy rápido. “Pudimos hacerlo sin causarle ningún daño”. Entre los cinco la mantuvieron retenida hasta que los servicios sanitarios se hicieron cargo de ella y la trasladaron al Hospital Virgen de Valme, donde quedó ingresada en el área de Psiquiatría.

En total había pasado poco más de un minuto desde que los agentes la vieron encaramada en la azotea hasta que subieron los cinco pisos a toda velocidad y lograron rescatarla.

Lo que ignoraban los agentes es que una vecina desde el bloque de enfrente, lo había  grabado todo en vídeo. Los agentes comparecieron, hicieron un informe de lo ocurrido, recibieron las felicitaciones de los compañeros y se marcharon a casa y ya por la tarde vieron el vídeo. Alguien lo había compartido por whatsapp y le había terminado llegando a un policía de la comisaría. Se había hecho viral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here