Ocupan otra vivienda y la policía no puede hacer nada

0
1408

Ocupan otra vivienda y la policía no puede hacer nada

Ha vuelto a suceder en pleno casco histórico, de nuevo una familia han ocupado una vivienda. Esta vez ha sido en la calle Labrador, muy cerca de la calle Alcalá y Orti.

Los vecinos han denunciado la ocupación, pero la Policía Local no puede hacer nada. Los ocupas no sólo tienen las llaves de la vivienda, sino que además están empadronados en ella. Lo que no se explican los vecinos es como puede el ayuntamiento dar un certificado de empadronamiento sin acreditar si la vivienda es tuya o no.

Se da la circunstancia de que esta casa ya ha estado ocupada, pero los vecinos consiguieron echar a los ocupas. Nos cuentan que tenían gallos con los que hacían peleas y numerosas denuncias de los vecinos por cuestiones de convivencia. Para colmo el dueño de la vivienda no puede hacer nada de momento para echarlos, por lo que los vecinos tendrán que seguir soportándolos.

Los vecinos están hartos de denunciar la situación

Los vecinos de la zona centro vienen denunciando, desde hace meses, la situación que se vive en el casco histórico debido a la abundancia de viviendas abandonadas, que son aprovechadas para ser ocupadas por familias enteras. En algunos casos la policía consigue desocupar la vivienda, pero en poco tiempo hacen todo lo posible para ocuparla.

Nos informan que se trata de personas llegadas de fuera y que han hecho de la ocupación de viviendas su modo de vida. Algunos incluso usan las casas ocupadas como base de operaciones para cometer delitos. Los vecinos aseguran que la llegada de los ocupas ha disparado los robos en la zona, indican que han visto tráfico de drogas e incluso prostitución en algunas de ellas.

Su presencia se hace especialmente visible presente en la zona del Derribo y en las calles aledañas, donde mantienen un pulso con los vecinos a los que han llegado a amenazar. Incluso se ha llegado a producir alguna agresión.

Laos vecinos han comenzado a movilizarse; han recogido firmas y han mantenido diversas reuniones con el Ayuntamiento y los partidos políticos.

La movilización vecinal les ha llevado a crear un grupo de whatsapp desde el que comunican cualquier movimiento raro para poder localizar a los propietarios, al tiempo que avisan a la Policía Nacional.

Por su parte, el Ayuntamiento ha anunciado medidas pero continúa sin llevarlas a cabo, de hecho se anunció una mesa conjunta con los vecinos para tomar medidas sobre el problema y el ayuntamiento lleva meses sin convocarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here