Un hombre aparece fallecido en un hotel de Alcalá de Guadaíra

El fallecido, que había ingerido alcohol y drogas, había sido denunciado hace sólo unos días por una presunta estafa

El hombre que había sido denunciando por una presunta estafa al comprar una partida de 62.281 euros de pescado y luego revenderlo a mitad de precio ha aparecido muerto en un hotel de Alcalá de Guadaíra por consumo excesivo de alcohol y sobredosis de pastillas.

El hallazgo del cadáver se produjo el 3 de febrero en la habitación de un hotel de Alcalá de Guadaíra. Según los primeros informes, su fallecimiento se produjo por sobredosis de pastillas combinada con consumo excesivo de alcohol de posible intencionalidad suicida. Un juzgado de Alcalá de Guadaíra ha abierto diligencias sobre el caso.

Los hechos denunciados

El hombre, que se dedicaba a la intermediación comercial, tenía su residencia a unos 14 kilómetros de Alcalá de Guadaíra. Los hechos denunciados se produjeron a principios de diciembre de 2019. El denunciante tiene una empresa de pescado congelado en Mairena del Alcor y, según su denuncia ante la Guardia Civil de esta localidad, se puso en contacto con él un hombre que decía ser dueño de una empresa y que le hizo siete encargos de calamar patagónico y puntillas congeladas.

En total, 62.281 euros de los que ha aportado los correspondientes albaranes de entrega. Denuncia no haber cobrado ninguna de las entregas porque el acusado le mandaba capturas de pantalla de haber hecho transferencias pero todas resultaron ser falsas.

El intermediario facturó a nombre de una empresa que existe realmente pero de la que no es dueño. Según los certificados de la empresa de transporte, el denunciado vendió luego ese pescado a mitad de precio a una empresa de Alcalá de Guadaira (2.973 kilos de calamar y 1.212 de puntilla), San Fernando de Henares (Madrid) (921 kilos de calamar), Vélez-Málaga (660 kilos de puntilla) y el Prat de Llobregat (Barcelona) (692 kilos de calamar), sostiene en su denuncia.

El pasado 10 de enero fue denunciado por un presunto delito de estafa ante la Guardia Civil. La causa por estafa correspondió a un juzgado de Carmona, a quien el denunciante había pedido la detención del presunto estafador.

Su fallecimiento ha dejado a varias pequeñas empresas medio arruinadas sin saber dónde ha ido a parar su dinero, se lamentan los afectados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here